barra

jueves, 22 de abril de 2010

22 de abril. Día de la Tierra.




Y entonces, cuando ya toda la Naturaleza estaba en su esplendor, hizo Dios al hombre y a la mujer. Al igual que al resto de los seres, los hizo perfectos, y les dotó de inteligencia para que pudieran contemplar todas las maravillas de la Creación.
Cuando el primer hombre y la primera mujer vieron la Tierra, el Sol, los mares gigantescos y los animales correteando, se quedaron asombrados ante tanta belleza.
Dios les habló con estas palabras: Todo lo que veis es vuestro. Debéis cuidarlo y aprender a aprovecharlo. Vuestros son los peces para pescarlos y el ganado de los campos. Las plantas con sus semillas y los árboles con sus frutos os servirán también de alimento. Tened hijos para que habiten la Tierra. Enseñadles a amar y respetar todo lo creado porque esta es vuestra casa para siempre.
En ese sexto día, el hombre y la mujer entendieron las palabras de Dios y sintieron una gran alegría.
El sétimo día, Dios se sentó a contemplar su gran obra. Estaba realmente contento con su trabajo porque no faltaba de nada. Decidió que era el momento de descansar. Y el séptimo día, Dios descansó. Así fue como del vacío y de las sombras surgió la Naturaleza con todas sus criaturas, de las sabias y bondadosas manos de Dios.

Texto extraído de la Biblia infantil: Historias maravillosas de la Biblia.
Editorial Everest.
María de 6º nos presenta Gordo y Arena, sus dos cachorritos. Gracias.

No hay comentarios: