barra

domingo, 16 de mayo de 2010

Juan Miguel y Daniel. Dos Valsequilleros ejemplares.

Apreciados lectores:
Hoy comparto con ustedes las fotos de dos alumnos peculiares, Juan Miguel y Daniel, dos gemelos de la tutoría de 5 años. Ya bien su madre nos advertía a los tres años de los muchachitos que nos traía. ¡Madre mía, como eran esos niños, no paraban quietos. Para allá, para acá...! Tenían unas destrezas y habilidades motoras..."Parecían unos viejos", sus comentarios eran tan graciosos: "Este fin de semana voy a coger tunos" "Fuimos a coger papas", "le di de comer a mis baifitos"...Aún recuerdo la anécdota que nos contó Loli, su tutora por aquel entonces, "se pueden creer que me miró pícaramente y me dijo: tú a coger papas, Loli..." No paramos de reirnos en aquel momento. Yo los he acompañado en estos tres años, ¿o ellos me han acompañado a mí?. Hemos pasado tres años donde confienso, he aprendido mucho.
Por las tardes, cuando visito a mis abuelos siempre les cuento alguna experiencia de Las Vegas, y Juan Miguel y Daniel han protagonizado muchas. En tres añitos, "me las hicieron pasar canutas", con nuestros otros gemelos Ancor y Acoidan más Jorge...¿quién hacía una asamblea?, ja,ja,ja,ja. pero con el trascurrir del tiempo se han convertido en los que siempre recogen, cargan alfombras, llevan cualquier cosa a su sitio... en fin, que si quieren unos buenos trabajadores, ellos siempre están ahí para echar una mano. Me han enseñado tanto junto con sus compañeros Mª Belén y Cristopher...Ahora sé lo que es coger un puño para las vacas o cabras (que por aquel entonces pensaba que era una planta o hierba que desconocía), sé que existe una máquina que pica las cañas y que con el resultado se hacen las camas para los animales. Sé que la gente de Las Vegas y Era de Mota son grandes luchadores que trabajan las tierras de sol a sol y con sudor en la frente.
Agradezco enormemente el color que pone la tutoría de 5 años al área de religión con la ternura y respeto que muestran hacia la naturaleza, los campos, sus animales y familias.
Que Dios los bendiga.



No hay comentarios: