barra

miércoles, 27 de enero de 2016

LA TEMPESTAD CALMADA. Cita bíblica

Marcos 4, 35-41

Jesús calma la tormenta

35 Ese día al anochecer, les dijo a sus discípulos:
—Crucemos al otro lado.
36 Dejaron a la multitud y se fueron con él en la barca donde estaba. También lo acompañaban otras barcas. 37 Se desató entonces una fuerte tormenta, y las olas azotaban la barca, tanto que ya comenzaba a inundarse. 38 Jesús, mientras tanto, estaba en la popa, durmiendo sobre un cabezal, así que los discípulos lo despertaron.
—¡Maestro! —dijeron—, ¿no te importa que nos ahoguemos?
39 Él se levantó, reprendió al viento y ordenó al mar:
—¡Silencio! ¡Cálmate!
El viento se calmó y todo quedó completamente tranquilo.
40 —¿Por qué tenéis tanto miedo? —dijo a sus discípulos—. ¿Aún no tenéis fe?
41 Ellos estaban espantados y se decían unos a otros:
—¿Quién es éste, que hasta el viento y el mar le obedecen?





No hay comentarios: