barra

viernes, 16 de diciembre de 2016

LA HUMILDAD. Pequeña definición



LA HUMILDAD

La humildad es un valor fundamental en la vida, pues permite situarte en la justa medida y buscar la verdad de tus actos.

La humildad se debe expresar en nuestras acciones: no presumir de que se sabe o se tiene todo, vestir con sencillez, colaborar en las tareas, no ser orgullosos, hablar y dar la palabra, ayudar…La máxima muestra de humildad es pedir ayuda a los otros.

Ser humilde es comprender que nadie es más importante que nadie, independientemente de lo que se tenga o de lo que se sea en la vida.




Las personas humildes se conocen a sí mismas, conocen sus virtudes y limitaciones y actúan en consecuencia; aceptan cómo son e intentan mejorar cada día, pero también aceptan a los demás, los escuchan y se muestran dispuestos a aprender de ellos.

Cuanto más humilde es una persona, más amor, admiración y confianza inspira. Las personas humildes hacen que los demás se sientan bien a su lado porque valoran y disfrutan en plenitud del regalo de la vida.

 LA HUMILDAD ENGRANDECE A QUIEN LA PRACTICA



Actividades:

1.       Escribe en tu cuaderno cómo expresas tu humildad. ¿qué cambios te propondrías en tu vida diaria para mejorar?

2.       Elegid fotos de revistas de tres personas que representen trabajos y vidas sencillas y humildes  y otras tres que representen personas orgullosas y poderosas. Pegadlas en dos grupos en un mural, encabezados por las palabras humildad y orgullo. Comentad cómo les afectan a ellos y a los demás su elección de vida.

3.       Escribe en tu cuaderno una de tus virtudes y uno de tus defectos. Explica cómo crees que tu virtud puede ayudar a otros y cómo puedes corregir tu defecto.


Fuente: Libro: De tu mano, Jesús. Religión Católica, 3º de Educación Primaria. Editorial Bruño. Página 61

No hay comentarios: