barra

lunes, 16 de enero de 2017

LA PAZ. Definición



La paz es importante, pues sin paz no podemos vivir en comunidad. Sin embargo, vivir en paz no significa solo que no haya conflictos o guerras. Para conseguir que una sociedad viva en un entorno sin violencia, primero es necesario que cada persona tenga paz interior, que se sienta bien con lo que es y que se comporte de forma pacífica y respetuosa con las personas que le rodean.
Cuando una persona goza de esa paz la comunica a las personas que tiene cerca, se la transmite con esa actitud, con sus gestos y palabras, con sus acciones. Estas pueden, a su vez, compartirla con otros de forma que todos y cada una de las personas que forman parte de la sociedad contribuyen en la construcción de un mundo donde puede reinar la paz.
Una persona pacífica huye de los gestos agresivos y evita violencia en todas sus formas; es capaz de resolver sus conflictos desde la tranquilidad y desde un sentimiento pacifista.
Una persona pacífica no se deja llevar por la ira y no da malas contestaciones ni insulta, sino que escucha al otro y procura el acuerdo.
Una persona pacífica quiere comprender las necesidades de los demás; sus sentimientos y pensamientos; para ello, se pone en su lugar. Así, es más fácil entender que solo untos podemos construir un mundo de convivencia y solidaridad fraterna.



Actividad:
Elaborad una lista con los conflictos más frecuentes en vuestro entorno. ¿Qué soluciones pacíficas encontráis entre todos?
Libro: De tu mano, Jesús. Religión Católica, 3º de Educación Primaria. Editorial Bruño. Página 29.

No hay comentarios: