barra

lunes, 15 de mayo de 2017

BASÍLICA NUESTRA SEÑORA DEL PINO. Teror

La aparición de una imagen de la Virgen María en lo alto de un pino, posiblemente en el siglo XV, supuso la conversión de Teror en centro de peregrinación mariana y la necesidad de construir un edificio religioso donde albergar la imagen que luego sería conocida como de Nuestra Señora del Pino.

El primer edificio que acoge la talla de “Santa María de Therore” fue una pequeña y sencilla ermita, de la cual se tienen noticias sobre su existencia desde el año 1514. Sin embargo, el lugar elegido para su construcción no fue el más idóneo por las tierras arcillosas que componen el solar donde fue ubicada. Tanto es así, que tuvo que ser sustituida por un segundo tempo en el año 1600.

En 1708 se termina la construcción de la “Torre Amarilla”, nombre que se debe al color de la piedra con la que fue hecha, y que supone una copia de la piedra con la que fue hecha, y que supone una copia de las torres góticas de estilo manuelino-portugués que tuvo la catedrañ de Santa Ana hasta el siglo XIX. Ésta torre-campanario es el único elemento arquitectónico que se conserva de la segunda Iglesia, ya que ésta fue sustituida por la actual en 1767. El encargado del diseño y construcción de la actual basílica, cuyas obras comenzaron en 1760, fue el Coronel y arquitecto D. Antonio de la Rocha. Sin embargo, esto no supuso la solución al viejo problema del inestable subsuelo, pues el actual edificio tuvo que ser sometido a nuevas reparaciones durante los siglo XIX y XX.








No hay comentarios: