barra

jueves, 11 de mayo de 2017

VIRGEN MARÍA. Aparición



¿Por qué se le llamó a la Virgen María, Pino?


Existen diferentes versiones sobre la aparición de la Virgen del Pino. Sin embargo, la tradición popular cuenta que la imagen de la Virgen María apareció de manera sobrenatural en lo alto de un pino, robusto y autóctono (Pinus canariensis), al que la gente del lugar llamaban Pino de las Maravillas. Tenía unas medidas espectaculares, 41,75 metros de altura y 6,72 metros de circunferencia (32 palmos), dentro de un frondoso bosque que se extendía por el centro y norte de la isla, denominado Selva de Doramas.


Cuentan que esta aparición de la Virgen tuvo lugar en el siglo XV, cuando culminaba la conquista de la isla, siendo venerada desde entonces por los pastores de la zona y, posteriormente, por todos los isleños de la época hasta nuestros días.

Numerosas personas se acercaban a Teror a visitar a la Virgen, aparecida en ese pino, para rezarle, pedirle protección y beneficiarse del
manantial de agua que de él brotaba, decían además que tenía poderes medicinales y curativos.

Debido a un fuerte
vendaval, dos siglos más tarde, el Pino de las Maravillas cayó al suelo, lo cual causó una enorme desgracia a los vecinos de la Villa de Teror.

Por ello, se edificó en ese mismo lugar la Basílica de Nuestra Señora del Pino y fue declarada
patrona-protectora de todos los gran canarios. 


En el Camarín de la imagen de la Virgen se halla una cruz de madera, realizada con el majestuoso tronco del Pino de las Maravillas; conocida como LA CRUZ VERDE.


 

No hay comentarios: