barra

jueves, 21 de mayo de 2015

PENTECOSTÉS. Oración

 Juan 20, 19-23
"Recibid el Espíritu Santo"

ORACIÓN: 
Gracias, Señor,
por enviarnos tu Espíritu Santo.                   
Ayúdanos a recibirle en nuestro corazón
para que nos dejemos guiar por él
a donde quiera que vayamos.
Amén.

Fuente: Vamos alegres a la casa del Señor.
Editorial PPC.

lunes, 18 de mayo de 2015

SALVE ROCIERA





LA          DO#m  SIm
1. Dios te salve María
MI    RE       LA
del rocio Señora
                    DO#m
luna, sol, noche y día
    SIm    MI     LA
mi pastora celestial

 LA         DO#m  SIm
2.Dios te salve María
 MI      RE          LA
todo el pueblo te adora
            DO#m  SIm
y repite a por fia
      MI       RE      LA
como tu no hay otra igual.

LA    LA
Olé, olé,.... (18 VECES)
    SI7               MIm
Al Rocio yo quiero volver
     SI7                   MIm         LA
a cantarle a la Virgen con Fe con un

(bis).

3.Dios te salve María

Manantial de dulzura

A tus pies noche y dia

Te venimos a rezar


4. Dios te salve María

Un rosal de hermosura

eres Tú Madre mía

de pureza virginal

domingo, 17 de mayo de 2015

ASCENSIÓN DEL SEÑOR.

Mateo 28, 16-20
"Yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo"
ORACIÓN:
Señor Dios nuestro, al celebrar
la Ascención nos permites recordar
que la presencia de tu Hijo
sigue en medio de nosotros.
Ayúdanos a aprovecharnos de ese regalo que nos das y que también
lo demos a conocer
a todos nuestros hermanos.
Amén.

Fuente: Vamos alegres a la casa del Señor.
Editorial PPC.

jueves, 14 de mayo de 2015

EL NIÑO JESÚS EN EL TEMPLO. Cita bíblica

Lc 2, 41-52. El niño Jesús en el Templo

41 Los padres de Jesús iban todos los años a Jerusalén, a celebrar la fiesta de la Pascua. 42 Cuando el niño cumplió doce años, subieron juntos a la fiesta, como tenían por costumbre. 43 Una vez terminada la fiesta, emprendieron el regreso. Pero el niño Jesús se quedó en Jerusalén sin que sus padres lo advirtieran. 44 Pensando que iría mezclado entre la caravana, hicieron una jornada de camino y al término de ella comenzaron a buscarlo entre los parientes y conocidos. 45 Y como no lo encontraron, regresaron a Jerusalén para seguir buscándolo allí. 46 Por fin, al cabo de tres días, lo encontraron en el Templo, sentado en medio de los doctores, escuchándolos y haciéndoles preguntas. 47 Cuantos lo oían estaban asombrados de su inteligencia y de sus respuestas. 48 Sus padres se quedaron atónitos al verlo; y su madre le dijo:
— Hijo, ¿por qué nos has hecho esto? Tu padre y yo hemos estado muy angustiados buscándote.

49 Jesús les contestó:
— ¿Y por qué me buscabais? ¿No sabéis que debo ocuparme de los asuntos de mi Padre?

50 Pero ellos no comprendieron lo que les decía.

51 Después el niño regresó a Nazaret con sus padres y vivió con ellos. En cuanto a su madre, guardaba todas estas cosas en lo íntimo de su corazón. 52 Y Jesús crecía, y con la edad aumentaban su sabiduría y el favor de que gozaba ante Dios y la gente.


miércoles, 13 de mayo de 2015

MARÍA. Canción: Mis dos mamás.


HIMNO AL AMOR. San Pablo


Ya podría yo hablar las lenguas de los hombres y de los ángeles, si no tengo amor, no soy  más que bronce que resuena y campana que toca. Ya podría tener el don de profecía, y conocer todos los secretos y todo el saber, podría tener fe como para mover montañas; si no tengo amor, nada soy. Si reparto todo lo que poseo a los pobres y si entrego hasta mi propio cuerpo, pero no por amor, sino por recibir alabanzas, de nada me sirve.




El amor es paciente, servicial y sin envidia. No quiere aparentar ni se hace importante. No es mal educado ni egoísta. El amor no se deja llevar por la ira, no lleva cuentas del mal,  sino que olvida las ofensas y perdona. Nunca se alegra de algo injusto y siempre le agrada la verdad. El amor disculpa sin límites; cree sin límites, espera sin límites, aguanta sin límites. El amor no pasa nunca.

1 Carta a los Corintios 13.

lunes, 11 de mayo de 2015

MARÍA. Canción: Junto a tí, María.


LA ANUNCIACIÓN. Cita bíblica

Lucas 1, 26-38

A los seis meses envió Dios al ángel Gabriel a un pueblo de Galilea llamado Nazaret,a visitar a una joven virgen llamada María que estaba comprometida para casarse con un hombre llamado José, descendiente del rey David. 28 El ángel entró donde ella estaba, y le dijo:
–¡Te saludo, favorecida de Dios! El Señor está contigo.
29 Cuando vio al ángel, se sorprendió de sus palabras, y se preguntaba qué significaría aquel saludo. 30 El ángel le dijo:
–María, no tengas miedo, pues tú gozas del favor de Dios. 31 Ahora vas a quedar encinta: tendrás un hijo y le pondrás por nombre Jesús. 32 Será un gran hombre, al que llamarán Hijo del Dios altísimo: y Dios, el Señor lo hará rey, como a su antepasado David, 33 y reinará por siempre en la nación de Israel. Su reinado no tendrá fin.
34 María preguntó al ángel:
–¿Cómo podrá suceder esto, si no vivo con ningún hombre?
35 El ángel le contestó:
–El Espíritu Santo se posará sobre tí y el poder del Dios altísimo se posará sobre ti como una nube. Por eso, el niño que va a nacer será llamado Santo e Hijo de Dios.36 También tu parienta Isabel, a pesar de ser anciana, va a tener un hijo; la que decían que no podía tener hijos está encinta desde hace seis meses. 37 Para Dios no hay nada imposible.
38 Entonces María dijo:
–Soy la esclava del Señor. ¡Que Dios haga conmigo como me has dicho!
Con esto, el ángel se fue.