barra

jueves, 26 de mayo de 2016

SAN FRANCISCO JAVIER. Biografía

LOS PRIMEROS AÑOS
Francisco Javier nació en 1506 en el castillo de Javier, en Navarra. Era el sexto hijo de una familia rica y muy religiosa. Pero la guerra entre navarros y castellanos les trajo la desgracia: perdieron sus posesiones y el castillo quedó en runias. Francisco te nía once años.

ESTUDIANTE EN PARÍS
Javier fue a París a estudiar con la intención de hacer una carrera y volver a Navarra para ganar dinero y ayudar a su familia. Pero en París coincidió con San Ignacio de Loloya y se hicieron amigos. Este acababa de fundar la Compañía de Jesús y contagió a Javier con su entusiasmo.

SACERDOTE Y JESUITA
Ignacio lo fue acercando poco a poco a Jesucristo, ayudándolo a darse cuenta del poco valor de los bienes de la tierra y de lo mucho que valía ayudar a los demás.
Javier dejó los planes que tenía, ingresó en la Compañía de Jesús y se ordenó sacerdote. Poco después, ante la necesidad de misioneros en Asia, fue enviado a la India.

EN INDIA
Javier tenía treinta y seis años cuando llegó a una ciudad llamada Goa. Aprendió la lengua de los nativos para hablarles de Jesús; daba catequesis, visitaba a los presos y atendía a los leprosos. Le indignaba la miseria que había y se enfrentó a los mercaderes que explotaban a los nativos. Esto le ocasionó problemas y tuvo que huir.

DE ISLA EN ISLA
En una barca con apenas dos remos, fue de isla en isla buscando un lugar que lo acogiera. Solo llevaba una cruz en la mano y estas palabras de presentación: "Os traigo la buena noticia de Jesús".

EN JAPÓN
En su afán de llevar el mensaje de Jesús a otros lugares, llegó a Japón. Aquí aprendió el japonés, estudió su cultura, se adaptó a sus costumbres, tradujo el catecismo y anunció el mensaje de Jesús. Muchos japoneses recibieron el bautismo y se formaron numerosas comunidades cristianas.

A LAS PUERTAS DE CHINA
Javier quería más y emprendió viaje a China. Pero la enfermedad le impidió llegar: murió el 3 de diciembre de 1552 a punto de alcanzar las costas de China.
Francisco Javier fue, como san Pablo, un viajero infatigable en su afán de dar a conocer a Jesús. La iglesia lo venera como santo y patrono de las misiones.

Su fiesta se celebra el 3 de diciembre. 

Fuente: Se llama Jesús. 5º de primaria. Editorial SM

miércoles, 18 de mayo de 2016

EL PODER DE LOS NIÑOS Y NIÑAS



Si todos trabajamos juntos/as, ¡No hay obstáculos!

martes, 17 de mayo de 2016

EL PINO Y LOS TRES DRAGOS. Cuento

El pino y los tres dragos
Cuento de Yazmina Cabrera Ferrera


Érase una vez, una pequeña semilla de pino, que volaba por el aire empujada por el
viento, buscando un sitio donde descansar.
- ¿Dónde me llevará esta brisa? - Se preguntaba - ¿Será un buen lugar para mí? ¡Espero
que haya otras semillas allí y muchos árboles que se hagan mis amigos!
Cuando el viento fue cesando y la pequeña semilla empezó a caer, se dio cuenta de que
estaba en un valle rodeado de montañas… Y que cerca de allí había una fuente de agua
limpia y clara que, con su murmullo, llenaba de música el lugar.
-¡Qué suerte! – Pensó.- ¡Con esta fuente tan cerca de mí, la tierra siempre estará
fresquita y así nunca tendré sed!
- ¡Hola! – escuchó que le decían.
- ¡Bienvenido! – oyó decir a alguien más.
- ¡Tenemos un nuevo amigo, hermanitos! – dijo una tercera voz. Y la semillita de pino
se dio cuenta de que había tres semillas de drago acostadas en el suelo que le miraban
sonrientes.
- ¡Hola, amigos! ¿Hay sitio para mí? – preguntó tímidamente.
- ¡Claro que sí! – contestó una de las semillas de drago. – ¡Tenemos esta fuente muy
cerca y hay agua de sobra para todos!
La pequeña semilla sintió una gran felicidad al haber encontrado un lugar tan hermoso
donde vivir y unos nuevos amigos tan amables. Estuvieron charlando un rato sobre lo
altos y fuertes que se pondrían cuando crecieran, pero pronto les entró mucho, mucho
sueño… Y casi sin darse cuenta, se quedaron dormidos.
Nuestro pequeño pino fue el primero en despertar y ver la luz del sol. Realmente, aquel
lugar era muy bonito… Pero de nuevo se sintió muy solo al ver que los tres hermanitos
drago no estaban.
- ¿Se los habrá llevado el viento a otro lugar? – pensó con tristeza. Y aunque aquel sitio
era hermoso y la tierra estaba fresquita, se preocupó al pensar que sus nuevos amigos se
habían marchado a un lugar muy lejano.
Sin embargo, algunas semanas después, los pequeños dragos también despertaron y el
pino se sintió de nuevo muy contento al volver a verles y descubrir que no estaba solo,
como él había pensado.
Los cuatro amigos crecieron juntos en aquel valle. Se querían mucho y charlaban todos
los días sobre los animales que les visitaban, las nubes del cielo y el sol que les daba
calorcito. También recibían a veces la visita de unos pastores que iban a buscar agua a la
fuente y a darle de beber a sus rebaños. Vivían muy felices junto a la fuente de agua,
nunca tenían sed y se iban haciendo cada vez más grandes.
Nuestro amigo el pino quería mucho a los tres dragos, y ellos a él. Pero a veces se sentía
triste de nuevo porque era el único árbol diferente. Los tres dragos eran fuertes y
majestuosos… Y él cada vez era más alto y desgarbado… sus hojas parecían agujas y
pensaba que era un poco feo y que los dragos eran mucho más bonitos que él.
- ¡No deberías decir esas cosas! – le dijo un día uno de los dragos.
- ¡Sí! ¡Nosotros te queremos mucho como eres! – añadió otro más.
- ¡Estoy seguro de que algún día descubrirás que eres muy especial! – sentenció el
tercero.
Y, esa misma noche, mientras dormían, sucedió algo maravilloso. El pino empezó a
soñar que un calorcito muy agradable le brotaba del interior del tronco. Sentía que era
algo casi mágico que cambiaría su vida para siempre. De repente, vio a una hermosa
mujer que llevaba a su bebé en brazos. Los dos le sonreían y entonces la mujer le dijo:
- Hace mucho frío esta noche, ¿te importaría que mi bebé y yo durmiéramos entre tus
ramas?
- ¡Oh! ¡Claro que no me importaría! – contestó nuestro amigo el pino. - Si usted quiere,
se pueden poner los dos aquí, justo en el centro de mi tronco, que es donde más
colorcito hace.
- Muchas gracias. – le contestó la mujer con mucho cariño. Se acercó al lugar que el
pino le había indicado y se acurrucó allí con su bebé. El niño se reía y su mamá le
cantaba. Pero pronto los dos se quedaron dormidos y el enorme pino también.
Al día siguiente, un gran alboroto a su alrededor le despertó. Había muchos pastores
mirándole asombrados. Y sus tres amigos, los dragos, le miraban también y sonreían.
-¿Qué estará pasando? – se preguntó.
Y entonces se dio cuenta de que, justo en el centro de su tronco, había aparecido una
imagen de la mujer con el niño, que estaba hecha de madera.
- Pero… ¿qué es esto? ¿Acaso no fue un sueño todo lo que me pasó anoche? – Se
preguntó.
Los pastores estaban encantados con lo que había sucedido.
- ¡Es la Virgen! ¡Es la Virgen! - gritaban.
- ¡Ha aparecido en un pino! ¡El pino de las maravillas! – decían.
- ¿El pino de las maravillas? – pensó nuestro amigo - ¿se refieren a mí?
Los pastores bajaron a la Virgen del árbol y empezaron a decir: “¡La Virgen del Pino, la
Virgen del Pino!” y a cantar y bailar a su alrededor. Poco después, construyeron una
iglesia donde colocaron la imagen e iban a verla todos los días para rezarle allí.
A partir de aquel día, a nuestro amigo el pino todos empezaron a llamarle “el pino de las
maravillas”.
- ¿Te das cuenta? ¡Ahora todo el mundo sabe lo especial que eres! – Le dijeron sus
amigos los dragos.
El pino sonrió. En realidad no era lo que la gente decía de él lo que le hacía sentir
especial. Lo que realmente le hizo feliz fue que, a partir de aquel día, unos piececitos se
quedaron para siempre grabados en su tronco. Y ése era el mejor recuerdo de que la
mamá de Jesús le había elegido para bajar a la tierra en una noche fría, en el Valle de
Teror.

lunes, 16 de mayo de 2016

EL DOMINGO. Grupo Compasión.

17.- EL DOMINGO
LA
Qué alegría esta mañana
RE
encontrarme a mis amigos
MI LA
y cantar (y cantar) esta canción.
LA
El Domingo celebramos
RE
con Jesús resucitado,
MI LA                                                     
que es el día (es el día) del Señor.

RE
Los cristianos celebramos
MI LA
la comida del Señor,
RE MI LA
y en la Misa con amigos cantarás.
RE MI
Venga, corre, date prisa...
do#m fa#m
¡Vamos a empezar!
RE MI
Me santiguo con cuidado,
do#m fa#m
escuchamos su Evangelio,
RE MI LA
recibimos su perdón y su paz.




Fuente: CAMINAMOS CON JESÚS
Canciones para catequesis
Grupo CoMpaSIóN (Borja Iturbe y María Barcea)

LA FAMILIA DE DIOS. Grupo Compasión.

 14.- LA FAMILIA DE DIOS

MI LA
La familia de Dios.
SI7 MI
La familia de Dios (bis)


MI LA SI7
Somos los cristianos
MI
una gran familia
fa#m
donde lo importante                         
SI7 MI
es el amor.

Juntos como hermanos
todos en la Iglesia
allí compartimos
la fe y el amor.

Jesús nuestro amigo
cuida de nosotros,
pues somos su pueblo:
El pueblo de Dios.

Y cada Domingo
juntos celebramos
que es un día grande
día del Señor.

Fuente: CAMINAMOS CON JESÚS
Canciones para catequesis
Grupo CoMpaSIóN (Borja Iturbe y María Barcea)

VIRGEN DEL PINO. Plegaria



PLEGARIA A LA VIRGEN DEL PINO

Pino Monzón



¡Ay Virgencita del Pino!
Patrona de Gran Canaria, 
hoy te canta el pueblo unido 
no desoigas su plegaria.

No nos desampares 
alivia las penas  
cura nuestros males 
Tú eres Madre buena.

Mándanos el agua 
para nuestros campos, 
danos la esperanza 
al pueblo canario.

¡Ay Virgen del Pino! 
hoy, con devoción 
el pueblo te canta 
oye su oración.

ORACIÓN A LA VIRGEN DEL PINO



ORACIÓN
Mª del Pilar Domínguez Arencibia

Una devoción profunda
tenemos todos los canarios,
a nuestra Virgen del Pino,
por eso la veneramos.

Venimos desde muy lejos
gentes de distintas clases,
delante de Ella se postran
para rendirle homenaje.
                                         
Unos pidiendo consejo,
otros para darle gracias,
los más se sienten contentos
tan sólo por contemplarla.

Silencio, hay calma y sosiego,
el pueblo quiere escucharla,
la Virgen también nos habla
¿qué dirá en su mensaje?

Hijos, nos dice sonriendo
este es su mandato,
para acercarnos al cielo
“Amad como El nos ha amado”.

martes, 10 de mayo de 2016

jueves, 5 de mayo de 2016

TEMPLOS. Tipos

BASÍLICA:El término basílica proviene del latín basilica  que significa 'regia o real', «casa real». Una basílica era un suntuoso edificio público que en Grecia y Roma solía destinarse al tribunal.
Más adelante, los cristianos aprovecharon la forma basilical y, en muchos casos, los propios edificios romanos para utilizarlos como recinto religioso oficial para la celebración de la liturgia. Después de que el Imperio romano se volviese oficialmente cristiano, el término se usó también para referirse a iglesias, generalmente grandes o importantes, a las que se habían otorgado ritos especiales y privilegios en materia de culto. En este sentido se utiliza hoy la denominación, tanto desde el punto de vista arquitectónico, como religioso.

 







CATEDRAL:Iglesia principal de una diócesis, generalmente de grandes dimensiones, que es sede de un obispo o de un arzobispo.




ERMITA: Capilla o iglesia pequeña dedicada a un santo o a una advocación mariana, situada generalmente en una zona despoblada, a las afueras de una población, y en la que no suele haber culto permanente.






LOS CREYENTES COMPARTEN SUS BIENES. Cita bíblica

Los creyentes comparten sus bienes. Hch 4, 32-37

32 Todos los creyentes eran de un solo sentir y pensar. Nadie consideraba suya ninguna de sus posesiones, sino que las compartían. 33 Los apóstoles, a su vez, con gran poder seguían dando testimonio de la resurrección del Señor Jesús. La gracia de Dios se derramaba abundantemente sobre todos ellos, 34 pues no había ningún necesitado en la comunidad. Quienes poseían casas o terrenos los vendían, llevaban el dinero de las ventas 35 y lo entregaban a los apóstoles para que se distribuyera a cada uno según su necesidad.

36 José, un levita natural de Chipre, a quien los apóstoles llamaban Bernabé (que significa: Consolador), 37 vendió un terreno que poseía, llevó el dinero y lo puso a disposición de los apóstoles.