barra

martes, 13 de junio de 2017

LA LIBERTAD



La libertad va  unida a saber elegir. En nuestra vida tomamos decisiones constantemente y en cada decisión ejercemos nuestra libertad.
Actuamos en libertad cuando lo hacemos según nuestros valores y cuando somos responsables de nuestros actos. Somos responsables de nuestros actos cuando sabemos lo que hacemos, somos libres para hacerlo y queremos hacerlo.
Cada persona tiene su proyecto de vida y, gracias a la libertad y al esfuerzo personal, todos podemos lograr nuestros propósitos. Cuando actuamos en libertad y respetamos la de los demás, estamos creciendo como personas y contribuyendo a construir un mundo mejor.
Para los cristianos, la libertad es un regalo de Dios; es la fuerza para crecer en la verdad y en la bondad. Debemos utilizar esta libertad de forma responsable, siguiendo el ejemplo de Jesús y cumpliendo el mandamiento del amor.
Los cristianos crecen en libertad cuando hacen el bien, pues actuando al servicio del prójimo y defendiendo la justicia se acercan a la libertad que Dios quiere.
El Papa Francisco nos recuerda que tenemos el deber de comprometernos y de ejercer nuestra libertad cristiana, desarrollando nuestros talentos y nuestras capacidades.




Actividad:
1.       Imagina que te encuentras en una situación en la que no sabes tomar una decisión. ¿Qué haces? Lee las opciones y coméntalas en grupo.
-          No dejo que alguien decida por mí.
-          Pido consejo a alguien en quien confío y aprovecho para aprender de su experiencia.
-          Me dejo llevar por lo que hacen los demás en la misma situación.

2.       Comentad esta oración en grupo:
-          Defiendo mi punto de vista y respeto el de los otros.

3.       Dialogad en grupo estos pasos y llegad a un acuerdo para ordenarlos:
Decidid: el camino a la libertad.
-          Saber qué quiero realmente.
-          Pensar si me va a ayudar a ser mejor y más feliz.
-          Reflexionar sobre si mi decisión va a dañar la libertad de los demás.
-          Tomar una decisión y actuar.

4.       Tras un naufragio, tú y tus compañeros habéis llegado a una isla desconocida y quizá desierta. Reflexionad sobre las necesidades del grupo y decidid vuestras posibilidades. Acordad una manera de organizaros para aprovechar los talentos de cada uno en beneficio de vuestro objetivo común.

5.       Libro: De tu mano, Jesús. Religión Católica, 3º de Educación Primaria. Editorial Bruño. Página 9.

Libro: De tu mano, Jesús. Religión Católica, 3º de Educación Primaria. Editorial Bruño. Páginas 19, 21, 22 y 23.

No hay comentarios: